Primeras imágenes del auto de Julio López, el flamante Ford ya está listo para salir a pista. Llevará motores de Ricardo Méndez y los trabajos en el chasis estarán a cargo de Pablo Palestini.

Fuente: Seis en Línea

Lamentamos informar la perdida de Señora Alicia Román, Madre del Piloto Dario Rapari y esposa del Motorista Víctor Rapari. 

La producción de Competir lamenta la lamentable noticia y acompaña en el dolor a toda la familia.

Tras un fuerte golpe corriendo en TSC, se bajó de los autos de carrera. Alejado de las pistas, comenzó a disfrutar de nuevas experiencias como viajar. Pero el automovilismo está en el ADN de Mauro Roberto Orsatti, y es por eso que las posibilidades de retorno son cada vez más concretas.

 

Si hablamos de apellidos ilustres en el automovilismo tandilense, es imposible no mencionar a “los Orsatti”. Con el gran Aldo a la cabeza, la familia serrana es una leyenda permanente del deporte motor en toda la región. El ‘Mago’, fue campeón de TC del 40, y corrió durante muchos años en Turismo Carretera. Luego pasó al TC Pista, y tuvo destacadísimas actuaciones en la categoría. En tanto, que su hijo, Mauro, también cosechó lauros importantísimos en el automovilismo deportivo.
Sus inicios fueron como acompañante de su padre, en el TC Pista, sobre aquella legendaria Dodge. Posteriormente debutó en la Promocional 850 del Atlántico, categoría que lo tuvo como un referente notable. Realizó buenas competencias durante los años 2002 y 2003, y en 2004, pudo quedarse con la corona de la divisional, peleando con protagonistas de relieve como Gabriel Castejón, Juan Pablo Brut, Juan Marcelo Campos y Adrián Ruggeri, entre otros.
En 2005, se subió a un Chevrolet recordado por su hermosa presentación, e inició su periplo en el Turismo Special de la Costa. Corrió allí varios años, peleando los lugares de vanguardia en la competitiva divisional.
Los buenos resultados en la categoría de la Frad. Mar y Sierras, incentivaron al talentoso volante serrano y a su grupo de tareas, a incursionar en el automovilismo nacional. Fue así que llegó al TC Pista Mouras en el año 2010. Luego, volvió al TSC y un ‘palo grande’ en el autódromo de Mar del Plata, complicaron las chances de continuidad, y el tandilense se bajó de los autos de carrera.
A casi diez años de eso, la posibilidad de retorno aparece en el horizonte de Mauro Orsatti. Vértigo Motorsport, dialogó con el campeón 2004 de la Promo, quien recordó su paso en el TCPM, y analizó la posibilidad de una vuelta a las pistas.
“Nuestra última temporada en el automovilismo fue en 2010. Con muchísimo esfuerzo, llegamos a competir en TC Pista Mouras. Corrimos tres carreras, dos en el autódromo Roberto Mouras de La Plata, y una en Olavarría. Tuvimos buenos resultados parciales, y en una de las carreras llegamos sextos, pero fue muy difícil poder continuar”.
Orsatti corrió en la categoría de la ACTC, con un Ford del Mar del Plata Motorsport, asistido por Juan Carlos Papovich y motorizado por Pablo Costanzo. Lamentablemente, y como ha sucedido con varios pilotos de renombre del automovilismo zonal, las complicaciones para reunir el presupuesto le jugaron una mala pasada a Mauro, y tuvo que abandonar el TC Pista Mouras.
Con el amargo sabor de no poder continuar, el piloto de Tandil, retornó al Turismo Special de la Costa. “Corrimos dos carreras más en 2010, dentro del TSC. La última fue en Mar del Plata, donde tuvimos un accidente. Ahí se desarmó el auto por completo. Y un poco por el cansancio, y otro poco por la desilución de no poder estar presente en TC Pista Mouras, dejamos de correr. Después de eso, sólo hicimos algunas carreras de invitados en Mar y Sierras B, y en la Promo del Atlántico”.
A partir de allí, Orsatti se alejó de los fierros y los autódromos. Nuevas compañías, desafíos y aventuras aparecieron en su camino. “Hace más de siete años estoy en pareja con Daiana. Cuando la conocí, ella estaba viviendo seis meses acá y seis meses en Francia. De ahí surgió la posibilidad de viajar, y la verdad es que me encanta. He viajado mucho y pude conocer muchísimos lugares. Me voló la cabeza, me hace muy bien. Cada vez que vuelvo, estoy pensando como hacer para volver a hacer otro viaje. Mientras pueda, quiero seguir disfrutando de eso”.
En la actualidad, Mauro sigue ligado a los deportes: “Juego al fútbol, juego al padel. Hago gimnasia todos los días”. Y de alguna manera, mantiene la conexión con el automovilismo: “Actualmente, miro las carreras por tele, eso sí, cada vez menos. Me gusta el TN, y también me gusta el Turismo Carretera, aunque no tiene que ver con el TC de antes, las carreras son bastante aburridas”.
Pero, como dicen en una reconocida película argentina: ‘Un hombre puede cambiar de todo, pero hay una cosa que no puede cambiar, no puede cambiar de pasión’. Y el automovilismo, es una pasión para ‘los Orsatti’. Por eso, la posibilidad de una vuelta se ha comenzado a barajar.
“Hoy por hoy, se está arreglando el auto (el Chevrolet de TSC). Estuvo mucho tiempo parado. La intención es que quede listo o en condiciones para ponerlo en pista. Esa es la idea principal. Existe siempre la posibilidad de volver, porque es algo que lo llevo adentro y que me gusta. En su momento dije que no iba a volver a correr más, pero eso hoy puede cambiar. Los planes son que el auto esté listo para fin de año, porque la idea sería correr algunas carreras el año que viene, y después ver”.
La familia Orsatti se ha destacado no sólo por los buenos resultados, sino por la cantidad de gente que la sigue en el automovilismo, y a Mauro le entusiasma poder reunir al grupo de vuelta. “A mi viejo le debo todo. El ‘Mago’ es un fenómeno, todo el mundo lo quiere, y tenía un grupo grande y bárbaro a su lado. Cuando me tocó correr a mi, pude heredar eso. Me ilusiona pensar que a la hora de volver a correr, esa gente estaría de vuelta con nosotros”.
Por estos días, la Chevy se encuentra nuevamente en los talleres de calle Laprida. Y el retorno del otrora campeón de la Promocional 850 del Atlántico al TSC es una posibilidad cierta. El destino dirá…

 

Fuente: 

La imagen puede contener: 2 personas, personas sonriendo, personas de pie

La actividad en los talleres de la zona se multiplica de cara a la iniciación del campeonato del automovilismo zonal. Comienza la hora de la verdad y todos aceleran los tiempos.
Con prisa, sin pausa y puliendo todos los detalles se encuentra la flamante dupla del TSC: Leo de Esteban y Martín Luengo, en su fortaleza de Balcarce, donde si bien están con el tiempo justo confían plenamente en poder representar a su ciudad en la primera del año, que precisamente se corre en el imponente autodrómo “Juan Manuel Fangio” de la ciudad serrana.

 

FOTO: Jonatan Aguero junto a su equipo de seguidores.

Prácticamente es un hecho que se suma una nueva dupla al Turismo Special de la Costa (TSC) y la categoría recupera un auto de jerarquía.
Anoche, en el transcurso de la cena presentación de los autos de Monteagudo y Alcoba, los pilotos Jonatan Aguero, junto a todo su equipo y Juan Manuel Monteagudo sellaron un acuerdo para correr juntos en la temporada 2020. (ampliaremos).

El piloto marplatense Julio Lopez de Calatayud  se prepara para una alta competición en el Turismo Special de la Costa (TSC), este año conformado equipo de su propia estructura con los metales de Alfredo Méndez y la atención en el chasis de Pablo Palestini.

El ensamblado del auto fue obra de Lionel y Lisandro Ugalde. Un lujo para el piloto y la categoría.

La imagen puede contener: 15 personas, personas sonriendo, personas sentadas e interior

La temporada a pleno no es obvice para que la actividad del automovilismo zonal se detenga. Por caso hay mucha actividad por distintas categorías y la que mueve el tablero es el Turismo Special de la Costa (TSC).
Parece que es el año del retorno de los campeones. Un Turismo Special de la Costa (TSC) llegó a Pinamar (ex Alejandro Kuhn) y los comentarios fuertes son que ya fue tentado el ex campeón Germán "Torito" Isidro para subirse a ese auto.
El correr de las horas y los días van a ir dando forma a la información.

 

La noticia corre como reguero de pólvora por el ámbito del automovilismo zonal. Muchos comentarios vinculan al popular "nene" Gaston Bianchi, uno de los grandes talento que dió el deporte marplatense, volviendo a correr en el Turismo Special de la Costa (TSC).
Recordemos que el pasado fín de semana el piloto marplatense reapareció en el festival nocturno de karting, formando dupla con el piloto Rodrigo Maldonado, cuya empresa esta vinculada al sector de la pesca portuaria.
Todo lo estaría vinculando a un poderoso equipo de la categoría, pero hay un gran hermetismo en la información.

En el taller de avenida Cereijo entre Centenario y 16 se está construyendo una flamante coupe Chevrolet para oficializar el debut del campeón saliente de la Monomarca Fiat.

Cristian Cassibba es el máximo responsable de la construcción del auto que llevará motorización de la familia Méndez y que contará con la asistencia del Jack Competición. Cassibba contó que a raíz de una amistad de años con Carlos Lantella se decidió a armar el proyecto para que Santiago tenga la posibilidad de saltar de categoría.
“Después que terminó el año decidí empezar armar un auto totalmente nuevo para que lo corra Santiago. Yo tenía una carrocería y junto a Sebastián Valenti, el 30 de diciembre empezamos armar el auto”, señaló entusiasmado Cristian con el nuevo proyecto.
“Si bien sigo ligado al equipo de Gustavo Diorio, hubo por parte de ellos muy buena predisposición para colaborar con algunos elementos del auto”. El motor que utilizará el auto es propiedad de Guillermo Cerono, quien lo cedió para que lo utilice Lantella todo el año y Ricardo y Mariano Méndez ya se encuentran abocados en la tarea de ponerlo en condiciones luego de las modificaciones reglamentarias.
Santiago Lantella fue campeón la pasada temporada en la Monomarca Fiat y la idea del equipo era no continuar dentro de la divisional. En medio de algunas conversaciones apareció el proyecto de Cristian Cassibba que ahora lo impulsa de lleno en el Turismo Special de la Costa.

Fuente: Diario Digital Puntonueve

 

Auspiciantes