Juan Manuel Landa fue otro de los protagonistas importantes que tuvo el Turismo Carretera. El piloto de Mar del Plata corrió con dos marcas dentro del TC, Dodge y Chevrolet, y logró el subcampeonato del año 1992. Su llegada al deporte motor fue tan impensada como increíble. El marplatense contó parte de su historia.

La rifa que ganó, pero no ganó, que lo llevó a correr y a formar la familia

“Al lado de mi casa había un señor que tenía una cafetera para correr en los zonales. Yo tenía 16 o 17 años y paso por la vereda del taller. Me llaman y me ofrecen una rifa. Compro el número 67 y a la noche me llaman para decirme que lo había ganado. Me dan la plata y yo feliz. Al otro día me vuelven a llamar para comentarme que se había equivocado y que yo no era el ganador. Les devuelvo el dinero y por el gesto me invitan para que vaya de acompañante en la próxima carrera que era en Lobería. Fui a la carrera y ahí conozco a Sonia que era la hija del piloto. Hoy es la madre de mis hijos. A partir de ese momento se me prende la lamparita para correr”.

La actividad zonal

“Arranqué corriendo en los zonales en una categoría que se llamaba TC del Sudeste hasta el año 1980 donde tuve la oportunidad de salir campeón. A partir de ahí me puse a pensar qué camino tomar y decidí ir por el Turismo Carretera”.

El debut en el TC

“Mi debut fue en una carrera de Mendoza en el año 82. Lo hice con una Dodge cuya mecánica era de Jorge Reymonte. Con el iniciamos el largo camino. Después estuve con Roberto Caparello y luego hice un parate por problemas económicos”.

La vuelta con un equipo local

 “Después de un descanso volvimos en el 87 con un equipo totalmente marplatense con los hermanos Bozzone, con Carlos Aberasturi que se vino de Salto, a vivir Mar del Plata, y con Juan Carlos Papovich. La idea era no tener presiones, pasarla bien, no viajar tanto, y si era posible conseguir buenos resultados. Nos fue bien pese al enorme sacrificio que hicimos”.

El primer triunfo

“Fue sorpresivo y fantástico. Mi sueño era llegar al TC y cuando lo hice me dije estoy hecho. Pero no quedó ahí. Después adentro uno quiere ganar una carrera y eso llegó en Tandil. Fue por suma de tiempos. La primera parte la gané y en la segunda salí segundo. Fue una enorme satisfacción porque siempre decían que el que ganaba en Tandil se recibía de piloto. Por suerte lo pude lograr porque esa competencia la pensé mucho”.

Los otros triunfos

“En Junín gané poniendo todo. Puse el corazón en esa carrera y mucho más en la última parte donde los candidatos eran varios. La quería ganar. En cambio en Morón la ganó el auto porque funcionaba fantástico. Además en esa carrera, por última vez, hizo podio Roberto Mouras. Para mí ese momento es inolvidable”.

El subcampeonato

“Ese torneo no se dio porque lo competí con grandes pilotos y con equipos de jerarquía. Estaban los ídolos del TC y no se dio por esas cosas de la vida y por un poco de mala suerte que tuve”.

Cambio de marca

“Cuando termina el año 92 la gente que estaba conmigo me propone cambiar de marca. Yo no estaba convencido pero lo hicimos por desafío. Creo que me equivoqué porque siempre estuve con Dodge  y me había encariñado con la marca. Pese a que cuando era joven era hincha de Chevrolet”.

¿Por qué se llama Juan Manuel? 

“Me llamo Juan Manuel por Fangio. Mi viejo (Héctor) era fierrero y fue a ver una competencia en Mar del Plata. En esa oportunidad le dijo a mi mamá (Rosa), que estaba embarazada de mí, que si ganaba Fangio me ponía Juan Manuel. Ganó Fangio y me pusieron ese nombre”.

El acompañamiento del padre

“Mi papá era muy humilde pero logró comprarme mi primer auto. Fue un Chevrolet 400 y por eso me hice hincha de la marca. Siempre me apoyó dentro de sus posibilidades”.

Su paso por el deporte motor

“Al TC y al automovilismo le debo todo. Este deporte me enseñó a manejarme en la vida, a luchar, a organizarme, a saber como es el sacrificio, a aprender que todo llega con el tiempo y que no hay súper dios. Todos somos iguales. Por suerte fui un iluminado”.

 

 

Fuente:   por Mauricio Mansilla

En el equipo DTA Racing avanzan sobre los trabajos en el nuevo Ford que preparan para Mariano Werner.

El Ford que salió de pintura y se acerca a la etapa final

El equipo DTA Racing avanza sobre los trabajos en el nuevo Ford, que utilizaría Mariano Werner, una vez que regrese el Turismo Carretera a la actividad. En el taller de Ulises Armellini trabajan para terminar el auto que en las últimas horas dejó la sala de pintura. Desde la ciudad de San Nicolás informaron que en los próximos días, de no complicarse nada, estaría listo. Una vez terminado analizaran como siguen con ese auto. Todo dependerá del regreso del automovilismo y de qué manera. En cuanto a realizar una prueba existe la posibilidad pero a la fecha no hay nada concreto. En caso de probarlo y que el resultado sea positivo, el entrerriano cambiaría la unidad.

El necochense adquirió el actual Ford Mariano Werner y seguiría con la atención del Azul Sport Team una vez que llegue a la telonera.

Marcos Castro Serrano comienza a darle forma a su proyecto para poder conseguir el paso al TC Pista en la temporada 2021. El joven piloto actualmente corre en el TC Mouras. Dada a la estrecha relación entre su familia y los hermanos Marcelo y Alejandro Occhionero, Castro Serrano se convirtió en uno de los hombres del Memo Corse, pero siempre atendido por el Azul Sport Team.

El entorno del oriundo del Quequén adquirió el actual Ford de Mariano Werner a fin de poder usarlo en parte de la temporada de las categorías formativas. Igualmente está posibilidad está supeditada a que la escuadra de Occhionero ponga en pista el nuevo auto para el entrerriano  y que este colme sus expectativas deportivas.

El Turismo Carretera es un fenómeno popular que supera al automovilismo nacional. Se trata de la categoría más antigua del país y del mundo, según el Guinness World Records. La figura de sus autos es un tema sagrado para el público a pesar de que son cuatro modelos que hoy cobran vida siendo prototipos. En un futuro los responsables de la Asociación Corredores Turismo Carretera (ACTC) apuntan a que las carrocerías de los Ford, Chevrolet, Dodge y Torino cuenten con parte de su fisonomía original. Esto es incluir en la trompa la parrilla de frente y ópticas, pero solo a modo estético.

 

La tradición hizo que en oportunidades el público se resistiera al cambio. Alcanza con recordar los piedrazos que recibió en 1965 el "Chevitu" de Jorge Cupeiro porque ganaba carreras y atentaba contra las clásicas cupecitas. Era el revolucionario Chevrolet Nova II de dos puertas que José Froilán González importó de los Estados Unidos con el objetivo de empezar a modernizar el parque. Aquel auto, que fue pionero de los llamados "medianos" (por su tamaño), le peleó el título a Dante Emiliozzi (cuatro veces campeón) quien manejaba la "Galera", con su hermano Torcuato como acompañante. Hoy esa cupé Ford, que tuvo el primer motor V8 con válvulas y árbol de levas a la cabeza en el planeta, descansa en el museo dedicado a los "Gringos" de Olavarría.

Fue duro dejar atrás a los coches que fundaron al TC. Una metamorfosis que incluyó a los sport prototipos, que al poco tiempo tuvieron su propia y efímera categoría (1969-1972). Mientras que los modelos que siguieron al Chevitu fueron los que hoy identifican a la especialidad, pero que desde hace décadas no se fabrican en el país: el Ford Falcon, en 1991; el Chevrolet Chevy, en 1978; la cupé Dodge GTX, en 1978 y el Torino, en todas sus versiones, en 1982. Es decir, que la gente sigue a los mismos coches más allá de las modificaciones que han tenido en su carrocería con la aerodinámica, medidas de seguridad, como los pontones (protecciones laterales), y gomas cada vez más anchas. Lo propio con otras variantes técnicas, por caso el motor, que desde 2015 emplea uno de 24 válvulas que reemplazó al histórico varillero de seis cilindros en línea. Éste fue la segunda gran novedad técnica que hubo en los últimos años luego del reemplazo de las cupecitas.

Es tan arraigada la cultura por este tipo de coches que una noche de verano de 1978 no se vio con buenos ojos la irrupción triunfal de un Dodge 1500 conducido por José Miguel Pontoriero, en una de las recordadas carreras para no ganadores en Buenos Aires. Los entonces dirigentes de la ACTC no dieron lugar a la continuidad de los "compactos", como se los conocía a esos autos, y que al año siguiente derivaron en el nacimiento de la otra categoría top del país, el TC 2000, hoy con el nombre de Súper TC 2000.

Con el correr de los años se especuló que estos cuatro modelos debían reemplazarse. Que había que modernizarse. Pero a medida que pasó el tiempo esta clase de coches se hizo más fuerte y hoy parecen irremplazables a pesar de la opinión de Juan María Traverso (seis veces campeón de la categoría) quien propuso a los "Muscle Cars" americanos. "Cambiaría por los Ford Mustang, Chevrolet Camaro y Dodge Charger", planteó el Flaco a fines de marzo de 2019. Tras su opinión, en la carrera siguiente se hizo un relevamiento con el público y la respuesta de la mayoría fue mantener a los actuales autos.

Pero ¿qué lleva a un joven de 25 años o menos adorar a vehículos que no se fabrican hace décadas?, ¿por qué se identifican con autos cuya circulación en la calle es casi nula?, ¿cómo se convocan a 30.000 personas o más en casi todas las carreras? La respuesta está en la herencia familiar basada en el folclore "teceísta". Ese que es parte del gen fierrero de los argentinos. El tuerca ama al TC por su historia y se mantuvo a pesar de todas las vicisitudes que vivió el país desde el 5 de agosto de 1937, cuando se largó la primera carreras.

 

 

El proyecto de usar trompas con siluetas similares a los modelos originales en los autos de Turismo Carretera comenzó a tomar forma en pleno parate por la pandemia. En el taller de Walter Alifraco ya se trabaja en el prototipo del primer modelo de cara a su aprobación para el 2021 y en las próximas semanas esperan tenerlo listo. 

Este desarrollo también se lo comentó al titular de la Asociación Corredores de Turismo Carretera (ACTC), Hugo Mazzacane. "En su momento lo hablé cuando me preguntó y le comenté que es algo que estoy haciendo, y si da resultado lo usaremos, sino quedará ahí. Muchas veces, cosas que tienen que ver con Turismo Carretera no dan un buen resultado cuando es llevado a la práctica. Pienso que durante el receso estaríamos listos para los primeros ensayos, posiblemente después de enero ".

"Lo habíamos ensayado con un simulador de flujo de aire y dio resultado. Todo auto que es más frontal mejora la succión del que viene atrás, utilizando como una trompa como la original sin que haya diferencias entre los coches. Por las redes sociales veo muchas ideas. La gente pretende que se achique el neumático, algo que no es tan fácil porque los coches andan unos 50 Km/h más rápidos, y hay puntos que no se pueden tocar porque serían carísimas".

"Esto es posiblemente una opción no tan cara económicamente, tal vez mejore el sobrepaso, pero no como antes"

"Cada marca podrá mantener la carga en la parte baja de la trompa, y si alguna tiene un efecto diferente se podrá variar. Si una de las marcas necesita retocar eso, la prestación sería la misma, Es de rápida implementación porque está adaptado a las características de cada auto, utilizando el mismo canalizador que tienen actualmente".

"Puede que el coche que vaya adelante pierda una décima y el que lo sigue gane lo mismo o menos, lo cual ya sería lo suficiente para equiparar la línea de marcha uno del otro y ayude al sobrepaso. Hoy se da al revés. El auto de atrás pierde carga y en los curvones no avanza, debiendo ser muy superior al que va adelante para poder pasarlo, y la idea es que con las nuevas trompas tenga un efecto inverso".

Walter Alifraco además de ser director de su escuadra, también es miembro de la Comisión Directiva de la ACTC.

El prototipo comenzó a armarse con la base de una trompa actual del TC, sobre la que se injertó la parrilla delantera y la parte superior del capot. De esa manera manera se mantienen ciertas cargas, la zona del pasaruedas y la unión con el torpedo del auto.

El ex piloto cargó duro contra los que incumplen con el distanciamiento social. “Al que sale a un cumpleaños hay que recontracagarlo a trompadas”.

Juan María Traverso, en primera instancia, se refirió a la posibilidad de la vuelta del automovilismo en nuestro país, algo para lo que ya se comunicó con el presidente Alberto Fernández para notificarle que "está todo listo" protocolarmente para el regreso de las competencias.

Dicho esto, el ex piloto habló sobre la cuarentena y, por un lado, dijo que al cartonero que "sale a laburar y no tiene un mango" hay que "ayudarlo", mientras que, por el otro, tuvo una particular expresión contra quienes violan el distanciamiento social por ocio: "El que sale a una fiesta de cumpleaños es un tremendo pelotudo y mala persona. A ese hay que recontracagarlo a trompadas", indicó el actual titular de la Asociación Argentina de Volantes (AAV).

Así, durante el diálogo con el programa Enganche de la FM Club Octubre 947, Traverso (mediante una particular filosofía) volvió a disparar con munición gruesa en sus declaraciones con respecto a la cuarentena, ansioso por la aprobación del presidente para la vuelta del automovilismo a las pistas -retornaría en agosto en Argentina-. 

Juan María Traverso fue contundente al hablar sobre la situación del automovilismo argentino:

A todas las categorías nacionales, e incluso zonales, en la última época se le habían escapado de las manos los costos para correr. De hecho antes de esto ya estaban complicadas muchas de las principales categorías.

El "Flaco" sostuvo que la solución estara en que todos deberán trabajar juntos para poner en marcha las categorías con el 50% de lo que gastaron la última vez que corrieron, no hay otra. Un auto ahora tiene que costar la mitad, la situación es grave y será aún más grave.

Matías Lammens, ministro de Turismo y Deportes de la Nación, se reunió con el ACA, AutoSports y Toyota para definir la vuelta del mundo motor.

El día tan esperado para el automovilismo nacional llegó. Este lunes 29 de junio se produjo la reunión entre Matías Lammens, ministro de Turismo y Deportes de la Nación, y diferentes representantes del mundo motor nacional para hablar sobre el regreso de la actividad.

Lammens se reunió por videoconferencia en las últimas horas, con el Automóvil Club Argentino (ACA), a través del ingeniero Carlos García Remohí (titular de la Comisión Deportiva Automovilística); Francisco Aldinio, presidente de AutoSports (empresa que tiene a su cargo el Súper TC2000, entre otras categorías), y Daniel Herrero, presidente de Toyota Argentina

En el encuentro virtual se trabajó para que en el corto tiempo las competencias automovilísticas en Argentina puedan regresar. A su vez, se hizo un repaso por los protocolos que involucrarán a la actividad, como los deportivos y los sanitarios, aunque el que más se analizó en esta primera instancia fue el de los traslados entre jurisdicciones. Todas las partes acordaron que la fecha a trabajar es la del mes de agosto.

“Fue una reunión muy positiva. Se explicaron las características que poseen los autódromos, pero quedamos en trabajar en el inicio del automovilismo en el corto plazo”

En un encuentro distendido, Lammens mostró muy buena predisposición para continuar trabajando en el regreso del automovilismo nacional, como así también en el seguimiento para darle el visto bueno y definir protocolos que tendrán que ver con los traslados de los equipos, según dónde compita cada categoría.

García Remohí, por su parte, como representante de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), en su carácter de miembro del ACA, dio detalle de los protocolos que aplicará la Fórmula 1 para su arranque de campeonato el próximo fin de semana en Austria.

Por su parte, Herrero, uno de los empresarios más prestigiosos de la industria nacional, dio detalles los protocolos que se usaron en la reapertura de la planta de Zárate, donde además de retomar la producción de la Toyota Hilux, recibió la visita del presidente de la Nación, Alberto Fernández.

También resaltó que en función de los equipos, más allá de trabajar en fechas concretas para la vuelta del automovilismo, también habría que transitar un paso intermedio con entrenamientos previos.

El ACA ya había entregado los protocolos correspondientes al ministro de Turismo y Deportes, a través del trabajo que realizó la Comisión Nacional de Automovilismo y Motociclismo Deportivo, junto con las categorías que trabajaron para tal fin.

De hecho el Súper TC2000 había armado el protocolo sanitario de manera conjunta con los responsables del cuerpo de infectología de Medicus, además de los informes recibidos desde el exterior por parte de diferentes categorías internacionales.

El equipo Renault Sport Torino Team de Turismo Carretera apuesta por estos días en su taller de Chacabuco a terminar de armar tanto el Torino del líder del torneo, Facundo Ardusso, como el de Diego Ciantini mientras espera novedades sobre cómo será la continuidad de la temporada 2020. Lo mismo sucede con los Torino de Marcos Landa en TC Pista y el de Christian Iván Ramos en TC Mouras. Todas las labores se hacen en conjunto con el grupo de ingeniería que comanda Marcelo Ambrogio.

"Los mecánicos están trabajando y terminando los autos", contó Esteban Trotta  "Estamos muy preocupados y deberiamos empezar con la actividad, pero eso ya no depende de nosotros"

 

 

 

Fuente: Campeones

Fernando Miori, gerente general de la ACTC, “Calculo que la vuelta no será antes de fines de agosto”

“La gran pregunta es cuándo comenzará a girar la rueda. Mientras tanto, tuvimos una reunión con el ministro de Transporte, Mario Meoni, por el tema de los traslados, y tenemos diálogo con provincias como Neuquén, Misiones, Entre Ríos, y con la gente de Rosario, San Nicolás, pero siempre pendiente de la realidad que hoy marca el AMBA”.

“El tema es salir del AMBA y tener una fecha, con sábado y domingo como días de actividad. El tentativo que tenemos hoy es el ingreso muy temprano al autódromo, el sábado a la mañana, para comenzar cerca del mediodía con un entrenamiento y la clasificación, y el domingo para desarrollar las series y finales. Sin salir del predio y sin tener contacto con la ciudad”.

El tema es tratar de ver cómo llegamos a una provincia, cómo nos instalamos y cómo salimos. Obviamente con todas las medidas de seguridad, ese es el camino".

En cuanto a los protocolos sanitarios y la cantidad de gente que la categoría tiene estipulada llevar a cada cita, Miori contó: “Estamos evaluando no mover más de 400 personas, con todos los protocolos. No tenemos fecha, pero por lo menos, cuando se abra una puertita en el interior del país, queremos estar preparados para que no nos sorprenda lo deportivo y sanitario. Si hay algo que nos complica es no poder programar, porque te ilusionás, y se te va la ilusión en un segundo”.

Calculo que no será antes de fines de agosto. Habrá que ver, a fin de este mes, cómo estamos.

Miori se refirió sobre la situación económica de los equipos y la propia ACTC. “Estamos en línea permanente con los equipos, los proveedores. Están muy complicados. Hay muchos que hacen otras actividades para poder continuar, y hay otros que no saben si podrán continuar. Tenemos mucha preocupación por ellos y mismo por la ACTC, con todos nuestros empleados. Hay que aguantar, ya se abrirá una puertita”.

 

 

 

Fuente: Campeones

Auspiciantes