Al apreciado "ñato" Diego Reyna, nada lo detiene. Un todo terreno del automovilismo zonal, ahora con un nuevo proyecto que lo relaciona con la categoría Promocional del Atlántico.
Decidió comprar un Corsa, dos puertas, de calle y comenzar con su trabajo para acondicionarlo al reglamento de la especialidad. El puente fue la empresa Carlos Bianchi y automáticamente el piloto marplatense se acerco a ver y medir el auto de Javier Robertson (recordemos que compro el exitoso Chevrolet Corsa de Matías Verón), que tiene la jaula milimétricamente desarrollada por su padre.

Además, el "ñato" mantiene el auto de su propiedad, su Fiat 147, y en caso de surgir algún interesado está en alquiler.

 

 

Con la idea de reanudar las pruebas en el trazado capitalino, se puso en funcionamiento el esquema de trabajo que regirá en la nueva normalidad.

El deporte motor comienza a desarrollar las primeras acciones tendientes a regresar al ruedo. El automovilismo fue el primero en poner en marcha los protocolos sanitarios en el Autódromos de Buenos Aires para llevar a cabo pruebas. Ahora fue el turno del motociclismo.

Con la idea de retomar los ensayos en el trazado capitalino el Instituto de Promoción y Desarrollo del Motociclismo Mundial promovió el simulacro acompañado por autoridades del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, el Ministerio de Salud y del propio autódromo. La intención fue corroborar el correcto funcionamiento del esquema de trabajo que imperara durante esta nueva normalidad.

Tomás Cassano, Marco Gioiosa, Ulises Cavaccini, Christian Viloria, Pedro Arrebola, Eric Ferrer y Lucio Cussanelli fueron los pilotos que asistieron al ensayo, que se llevó a cabo en el circuito número 8 entre las 13 y las 17hs. La cantidad de gente habilitada por equipos fue de dos personas (piloto más un mecánico).

El motociclismo aspira a tener la posibilidad de establecer los días jueves como jornada de test en el “Coliseo Porteño”. Al igual que el automovilismo, la realización de los test se regirá por su sistema de turnos.

“Convocamos a pilotos de distintas categorías para implementar el Protocolo Sanitario Preventivo que diseñamos en conjunto con el Gobierno de la Ciudad y el Gálvez. Veníamos trabajando en esta acción hace más de un mes y estábamos a la espera de la autorización para llevar a cabo esta actividad. Todavía no hemos conseguido nada, tan solo el procedimiento, que ha funcionado muy bien. Falta que nos establezcan cual podría ser la fecha en donde podamos volver a activar el trabajo dentro del autódromo con el resto del motociclismo”, le dijo Marcelo “Oso” Marsán, colaborador del Instituto de Promoción y Desarrollo del Motociclismo Mundial, al periodista Leandro Bolano en referencia a lo hecho.

 

 

Fuente: TyC Sports

Con el entusiasmo que lo caracteriza, el tenáz piloto marplatense Lucas Gianini sigue desafiando año a año una nueva experiencia, buscando su límite conductivo.
Paso por el kárting Regional y tambien por la categoría Master del kart del Atlántico, con la atención de Marcelo De Leo, pero el futuro lo llama y el desafio ahora es la Promocional del Atlántico con un Fiat 147, que tendrá la atención de Patricio "Pato" Fernández.
Los trabajos van avanzando sin prisa, pero son constantes y la intención es terminarlo para comenzar con los primeros ensayos.
Sus hermanos Walter y Brian, lo secundaron en su corta pero intensa carrera deportiva, y lo harán en esta nueva etapa como muchas empresas comerciales.
 

La imagen puede contener: 1 persona, exterior

Peleo mano a mano el titulo con Sergio Sala. Es uno de los subcampenes de la categoría Promocional del Atlántico y está preparando su retorno al automovilismo zonal.
Será de la mano del exitoso preparador marplatense el “Talo” Juan Carlos Fernández, cuyos motores campeones en la Monomarca del Salado 2019 (Nahuel Madina) y subcampeón 2018 (Bubu Roura).-
No menos importante resulta la atención del chasis y amortiguadores que está en manos de Pablo Palestini.

Raúl Aníbal Marino es uno de los referentes históricos del automovilismo deportivo de Balcarce, que con sus 61 años sigue siendo noticia por su tránsito por las diferentes categorías de la zonal. Hasta la temporada pasada fue animador de la categoría Cajeros 150 c.c. del Karting del Sudeste. En consecuencia Marino estará este año sumándose a la Promocional del Atlántico, con un Citroen que perteneciera a Patricio Fernández. Como piloto titular en el Zonal del Atlántico había incursionado en el TC 2000 del Atlántico, con un Dodge 1500, y además su exitoso paso en la década del ’80 por el TC del Sudeste, donde fue monarca de la especialidad.

En cuanto a sus antecedentes en la Promocional, solamente se puede citar una presencia como piloto invitado del ex campeón Juan Marcelo Campos, a bordo de un Fiat 600. Sobre su arribo a la categoría señaló que cuando se corrió en Balcarce estuvimos en charlas con Patricio Fernández. Inclusive analizamos la posibilidad de alquilar un auto para poder correr, pero los números no cerraban y no lo pudimos hacer. Nos volvimos a juntar en Mar del Plata, llegamos a un acuerdo económico y ya estamos con el auto para arrancar a trabajar.

El auto tendrá la atención del propio Marino y en cuanto a la planta motriz tratará de sumar el aporte de algún motorista.

 

La intención de Marino es tratar de estar en el arranque de la temporada. Otra novedad está relacionada a su hija Julieta, también con buenos resultados en el karting durante el año pasado. No descartó la posibilidad de que conduzca el Citroen. Vamos a tratar de que Julieta lo pruebe para ver qué le parece. Por ahí se anima en alguna carrera. Los años pasan pero el apellido Marino sigue firme apareciendo en el automovilismo deportivo.

 Fuente:

 

Auspiciantes