El equipo Renault Sport Torino Team realiza por estos días distintos trabajos en su taller de Chacabuco a la espera de tener novedades más certeras en torno al reinicio de la temporada 2020 de Turismo Carretera.

Los Torino de Facundo ArdussoDiego CiantiniMarcos Landa y Christian Iván Ramos, estos dos últimos pilotos de TC Pista y TC Mouras respectivamente, están listos para salir a pista.

"Los cuatro autos están listos, se hizo un repaso general en cada uno de ellos. Se hicieron muchos elementos para probar en algún momento", relata Trotta.

Con respecto a la posible vuelta a fines de agosto, el director de la escuadra afirmó que "estamos expectantes día a día esperando esa confirmación, con muchísimas ganas de retornar viendo que en todas partes del mundo ya volvieron a la actividad. Creo que nuestro país no tiene que ser la excepción".

 

 

Fuente: Campeones

La ACTC piensa acreditar solo a 4 personas por auto. Por eso se enfocó en facilitar el trabajo a distancia de ingenieros de pista, técnicos y directores deportivos, que no estarán en el autódromo.

Desde boxes deberán compartir al resto del equipo la adquisición de datos, las cámaras on board y el setup del auto.

El plan de la ACTC para el retorno a las pistas contempla reducir al máximo la cantidad de personas dentro del autódromo y con ese fin tienen pensado que haya solo 4 acreditados por auto (incluido el piloto). Por tal motivo, la entidad teceísta estuvo trabajando para facilitar el trabajo remoto a los equipos de Turismo Carretera y TC Pista.

En los últimos días se confeccionó un instructivo enfocado en el intercambio de información entre quienes estén en el autódromo y quienes trabajen en forma remota. Allí, propusieron herramientas (software y plataformas) para compartir en forma remota la adquisición de datos de los autos, las cámaras a bordo, para poder tener acceso remoto a las computadoras y también para hacer videoconferencias.

Pero lo más destacado, es que la categoría ofrecerá a través de internet la misma información de cronometraje y fiscalización con la que trabajan los integrantes de los equipos en el autódromo (mediante intranet). El abanico de datos que provee el sistema usado por la ACTC es único en el país, gracias al RacePro, la tecnología desarrollada exclusivamente para la entidad teceísta. 

Los técnicos de los equipos disponen de una gran variedad de datos para analizar los tiempos, tanto en tiempo real como post actividad.

La versatilidad del RacePro

El RacePro ofrece en tiempo real el cronometraje de vuelta, los parciales, geoposicionamiento de los autos y hasta el campeonato con actualización automática vuelta a vuelta, entre otras cosas. Luego de la actividad en pista, utilizando el sistema de cronometraje como origen de datos, los ingenieros, técnicos y pilotos pueden  analizar y evaluar mucha información perfectamente organizada.

Básicamente, tienen a disposición un resumen de tandas, con datos de parciales, gráfica comparativa, evolución del parcial, vuelta ideal, gráfica estadística por piloto, gráfica comparativa y un resumen estadístico por auto. Información que pueden descargar e imprimir en distintos formatos.

Alberto Canapino, suspendido por la CAF, trabajó con su equipo en forma remota en el cierre del torneo 2019 y logró el título.

Para cada auto de TC y TCP, la ACTC piensa acreditar solo a 4 personas: el piloto, 2 mecánicos y el chofer del trailer (que puede cumplir algún otro rol técnico en boxes).

En 2018 el Turismo Carretera estrenó el sistema RacePro, un conjunto de herramientas de última generación desarrollado por la empresa Infobit, que permitieron modernizar el viejo sistema de cronometraje y fiscalización que venía usando desde hacía más de una década. Dentro del paquete RacePro, se encuentra el RaceControl, donde aparece la gran vedette de esta renovación: la telemetría.

RacePro utiliza MyLaps X2 Pro, un equipamiento de última generación empleado para el cronometraje de categorías como NASCAR, IndyCar y Fórmula E, entre otras. La ACTC es la primera organizadora de carreras de autos en contar con esta tecnología en América Latina y la única en Argentina.

Así es el sistema multiplataformas de cronometraje e información de la ACTC.

 

 

 

 

Fuente: Gonzalo Giorgi

El automovilismo se prepara para el regreso. Se estimulan fechas, pero faltan precisiones. Dentro de ese frondoso caudal de pilotos que se preparan para la reapertura de los escenarios deportivos, el marplatense Juan Claro Monteagudo palpita con la incertidumbre del caso la vuelta a los autódromos, una de sus grandes pasiones.
"Tal vez no sea el momento justo para opinar porque el pico de la pandemia esta en su punto más alto,..." , aclaro el piloto del TC Rioplatense, que mantiene su preparación física y actividad virtual con el simulador"...no exento de la labor privada, con las precauciones obligadas"
 
 
"Estoy ansioso por volver, es verdad, como la gran mayoría, y para todos la espera es larga, pero entendible bajo todo punto de vista.", comentó
Sin embargo confesó que podría "haber lugares donde podemos ir, pero faltan la decisiones- No todas las ciudades son iguales, pero por el momento está claro que debemos darle prioridad al pico que se está manifestado",.
"No queda otra que esperar y seguir manteniendo la preparación física", finalizó Monteagudo
 

En Uruguay encontraron una vieja cupé Ford V8 que participó en los inicios del Turismo Carretera entre las décadas del ’30 y ‘40.

La cupé luego del abandono de Malet en el GP de 1938.

 

Oscar Malet y Humberto Zaki fueron 2 pilotos uruguayos que en 1938 y 1940 cruzaron el Río de La Plata encandilados por los destellos que comenzaba a irradiar el Turismo Carretera. Su coterráneo, Héctor Supicci Sedes, ya había entrado en la historia al ganar el Gran Premio del Sur en marzo del ’38 y convertirse en el primer extranjero vencedor en la categoría.

Malet compitió en el Gran Premio de ese mismo año (7ª competencia oficial del TC) y en el GP Internacional del Sur de 1939. En ambas carreras abandonó. Zaki, en cambio, solo disputó el Gran Premio Internacional del Norte de 1940 y tampoco logró arribar a la meta.

Ambos tuvieron en común el hecho de haber manejado la misma cupé Ford V8 que, como suele ocurrir con tantos autos que pasaron por el Turismo Carretera, fue pasando de mano en mano hasta desaparecer. Hasta que hace varios años atrás, Álvaro Rodríguez  encontró esa vieja cupé sin conocer en absoluto cuál era su historia.

“La primera vez que la vi fue en un taller de una empresa agrícola donde trabajaba mi padre. Ahí se hacía el mantenimiento de los tractores y camiones, y en un rincón se encontraba esta cupé rara pintada de rojo, con una franja blanca y un nombre: Sucupiro”.

El padre de Álvaro, encargado del taller, logró poner en marcha esa vieja cupé que la usaban para auxiliar a las diferentes chacras de la zona.

 “Recuerdo que mi padre limpió el carburador y el distribuidor, y luego de un buen rato logró ponerla en marcha. Jamás me voy a olvidar del sonido de ese V8”.

La cupé me la llevo a casa

Con el paso del tiempo volvieron a perderle el rastro, hasta que hace 9 años atrás, mientras Álvaro hacía su habitual reparto de soda por un barrio de Montevideo, encontró la cupé estacionada  en la calle. Muy desmejorada, pintada con antióxido gris. Se bajó y comenzó a preguntar de quién era. “La Sucupiro me la llevo a casa”, pensó.

Después de varias idas y vueltas con el dueño, logró comprarla. Una vez que la tuvo en su casa, recibió la visita de un amigo que, sorprendido, le contó que ese auto había pertenecido a un tío suyo.

 “Ahí nos enteramos de la historia. Con el tiempo logramos contactarnos con un hijo de Zaki quien vino a ver el auto y nos confirmó que era ese. Él tampoco podía creer que después de tanto tiempo todavía estuviera armado”, concluyó Álvaro, orgulloso de haber recuperado un pedazo de historia del Turismo Carretera.

 

 

Fuente: Ariel Caltana

 

Matías Rossi viajó finalmente a Brasil en un vuelo privado que puso a su disposición el Toyota Gazoo Racing Argentina y ya se encuentra probando hoy desde temprano y por primera vez su Corolla del Stock Car, en el circuito de Velo Citta, para acelerar su adaptación al auto y preparar su debut en la categoría que se producirá dentro de una semana, durante la actividad oficial para la apertura del campeonato de la categoría, en Goiania.

Así lucirá el Toyota de Matías Rossi en Stock Car de Brasil ...

El piloto de Del Viso se trasladó en un vuelo privado y sin compañía, desde Buenos Aires a San Pablo. Antes de salir desde Argentina se realizó un hisopado y también lo hizo al llegar a Brasil, entre otros controles. Con los resultados negativos, desde ahora se encuentra bajo el seguimiento de los protocolos establecidos por su equipo Full Time Sports.

Una vez terminada la jornada, Rossi encabezará una ronda de prensa virtual y ya se quedará instalado en Brasil para trabajar junto a su equipo durante toda la semana en la preparación de la carrera. Cabe recordar que el Stock Car debió cancelar ya tres veces el inicio de su certamen a causa de la pandemia y ahora lo podrá hacer en Goiania. Aunque todavía no se saben detalles del cronograma de actividades del fin de semana, si comprenderá sábado y domingo, o si se concentrará la acción solo en el domingo.

Rossi : “Buscando una similitud con Argentina podría decirse que es parecido al auto de Top Race y la potencia del TC. Me dio muy buena impresión el auto ya que tiene mucha velocidad de curva y tiene detalles muy lindos”

Para la primera fecha, la categoría solo informó que será sin público y con un estricto protocolo de seguridad. 

 

 

Fuente: Carburando

Juan María Traverso se refirió a lo que podría ser una posible vuelta de los acompañantes: "quiero aclarar que si bien he hablado recientemente sobre el rol fundamental que los acompañantes tuvieron en el automovilismo cuando corríamos en ruta, hoy no apoyo su vuelta".

"ya no cumplen ninguna función y sería peligroso, ya que los autos no están preparados para correr así"

 

 Así dejó clara su postura y pensamiento respecto al tema en cuestión.

 

 

Fuente: Campeones

Miguel Ángel Etchegaray, más conocido como el "Toto", dialogó en Carburando en casa sobre diferentes temas que tienen que ver con el automovilismo. Se refirió a lo que se vive en el presente y al complejo futuro que se viene. También habló de la falta de espectáculos e hizo una comparación entre el automovilismo virtual y el real. 

El panorama por el Covid

“La situación es muy incierta porque nadie sabe cuánto va durar todo esto. Veo que acá uno se enoja con el intendente, otro con el presidente, pero en realidad hay que enojarse con el enemigo que es el Coronavirus. No somos conscientes de lo que está pasando. Si hay algo que estoy seguro, es no quiero morirme. No me quiero morir por un virus pero tampoco por hambre. Hay que tener la cabeza muy en su lugar y tener paciencia”.

¿Les costará a los pilotos entrar en ritmo?

 “Como es para todos iguales no será tan evidente. Se cometerán algunos errores pero la realidad marca que los buenos pilotos, con un par de vueltas, se acomodan rápidamente. No será un problema ni un hazme reír”.

El automovilismo que viene

“El automovilismo deberá adaptarse a un país que quedará bastante maltrecho desde lo económico. No quedó ajeno a esta situación. Creo que por un tiempo nuestro deporte no será igual. Hasta que la economía no se acomode no se acomodará el automovilismo. La parte de costos será muy relevante de cara al futuro”.

El automovilismo virtual

"Los simuladores son tan ridiculos como el sexo virtual, no sirven"

La forma de correr

“Una vez me dijo algo Carlos Reutemann que me quedó grabado. Desde que apareció la televisión tenemos que correr distinto. Antes te tocabas en una curva y el informe del veedor le llegaba el martes. Hoy antes que lo toquen le están avisando que lo van tocar”.

Falta de carreras entretenidas

“La paridad del automovilismo actual arruinó el espectáculo. Todos van parecidos y todos doblan y frenan de la misma manera”.

El TC y las trompas originales

 “Me gustaría ver los autos de TC con las trompas originales pero no creo que el problema de los sobrepasos pase por ahí. Hay que desemparejar a los autos”.

No a la virtual

 “No digo que sea tarea fácil manejar un simulador pero es de bajísimo riesgo y no tiene esa adrenalina que te da el real”.

Miguel Angel Etchegaray - Community | Facebook

 

Auspiciantes